Antes de “ser comida”, había trabajado con varias líneas temáticas que solían centrarse en el consumo, el lenguaje mediático, la publicidad… etc. con el paso del tiempo, y viendo la obra con cierta distancia, descubrí que, aunque utilizando lenguajes propios de los medios de comunicación de masas, y con los temas que antes comentaba, como excusas, de lo que realmente hablaba era de algo mas personal.

Pienso que una posición artística en la que el autor no se refleja en su obra, es un ejercicio prácticamente imposible, así revisando fotografías y cuadernos de impresiones me veo escrita en cada una de las palabras e imágenes.

Este proceso de reconocimiento personal e íntimo en la obra me lleva a la necesidad de, casi psicoanalizar, cada una de las imágenes u objetos que realizo, dejándome llevar por el momento y la situación emocional por la que atravieso.

Mas...